Buscar
  • Paco Calvo

Más bello que el silencio

Actualizado: 22 de ago de 2019

El silencio es más agradable que el mundanal ruido, y que muchas cosas que hay que oír… Ya lo dice la canción del Último de la Fila; “Si no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir”.


A diferencia de un silencio total y absoluto, parece más placentero un silencio incompleto y parcial, relleno de pequeños sonidos que son agradables. Suelen pasar desapercibidos, pero si se oye con atención, están ahí, interrumpiendo el silencio para hacerlo más hermoso.


Los grillos o ranas cantando en la lejanía, las hojas de los árboles mecidas al viento, el sonido de una hoguera, el murmullo alejado de niños jugando, el gorgoteo del agua de una fuente o un riachuelo, el canto de los pájaros, las olas del mar… Son sonidos que relajan, calman y apaciguan. Son murmullos de la naturaleza que actúan allí donde nacen las emociones. Por alguna razón nos resultan familiares y acogedores. Algo en nuestro interior nos dice que siempre han estado ahí, que forman parte de nuestro hogar desde la noche de los tiempos, y por ello no nos molestan, sino todo lo contrario.


Rellenando espacios de silencios, esos sutiles sonidos que pasan comúnmente desapercibidos, son pinceladas placenteras para los que sueñan despiertos, y casi en silencio...

33 vistas1 comentario

©2019 por Paco Calvo. Creada con Wix.com