Buscar
  • Paco Calvo

Los trenes perdidos...

Actualizado: 22 de ago de 2019

Las oportunidades son como los trenes, nunca se sabe con certeza a qué cambios vitales nos hubiesen llevado. No cogerlos, implica quedarse con la duda perpetua de lo que pudo ser, y verlo marcharse, una imagen sumamente triste.


Parece que no es del todo conveniente vivir perdiendo trenes, vivir sin arriesgarse, porque realmente hay trenes que solo pasan una vez. La doctora Elisabeth Kübler-Ross, se especializó en el acompañamiento a enfermos terminales. Tras entrevistar a cientos de ellos, constató que la queja más extendida de los que dan sus últimos suspiros, es no haber vivido con más intensidad.


Las oportunidades se dejan escapar principalmente por miedo. Vivir con intensidad implica arriesgarse, aprovechar las oportunidades que son una opción de mejora, de crecimiento y realización personal.


No se pueden recuperar trenes perdidos. Como sentenció Agatón, ni siquiera Dios puede cambiar el pasado. Pero sin embargo podemos estar atentos, para coger el próximo.

12 vistas

©2019 por Paco Calvo. Creada con Wix.com