Buscar
  • Paco Calvo

¿Cuestión de suerte?

Actualizado: 22 de ago de 2019

Es posible que haya personas con más suerte que otras, aunque puede que sea tan solo una percepción, que puede cambiar por otra parte, en cualquier momento.

Suele ser recurrente, que las personas que más se quejan de su mala suerte, son los que más cuestiones dejan en manos del azar. Encomendarse exclusivamente a la suerte, reduce mucho nuestras probabilidades de éxito. Parece que lo más razonable, es evitar depender de ella. “No dejar nada al azar”, suelen repetir las personas calculadoras y estrategas, y suelen tener éxito en sus retos.


Pero incluso el más calculador tiene que confiar en algún momento a la suerte. En primer lugar porque no hay proyecto, por mucho estudio de viabilidad que tenga, que no la necesite en algún momento. Y por otro lado, parece imposible tenerlo todo controlado y no siempre los resultados dependen de nosotros. Y cuando las cuestiones escapan a nuestro alcance, solo podemos aceptarlas independientemente de que nos gusten o no.


La Teoría del Caos, nos propone que nadie puede predecir el futuro, y como ejemplo sutil, insinúa que el aleteo de una mariposa puede desencadenar cambios impredecibles en otra parte del mundo. De manera que cualquier cambio imprevisto, puede truncar el más elaborado de los planes. El control absoluto, como casi todo lo absoluto o extremo, no existe en un sentido literal. Por ello, solo podemos minimizar riesgos elaborando planes.


Es difícil por otra parte, saber con certeza qué es mala o buena suerte. A veces suceden cosas dolorosas que creemos negativas, que cierran puertas y abren con el tiempo otras mejores. Y dicho cambio no habría tenido ninguna posibilidad sin el trance. Igualmente, podemos creer que hemos tenido un golpe de buena suerte, para descubrir con el tiempo que fue lo peor que nos pudo pasar… Como narra una bella historia china “Buena suerte, mala suerte, nunca se sabe”.

Un viejo proverbio chino dice también: “Si tiene solución ¿de qué te preocupas?. Si no tiene solución ¿de qué te preocupas?”.

Si tiene solución y depende de ti, habrá que trazar un plan y ponerse en acción ¿no?. Si no la tiene o no depende de ti, confiemos este caso sí, en la suerte…

14 vistas

©2019 por Paco Calvo. Creada con Wix.com